Caminando por la Playa

Hace tanto tiempo ya
Que no recuerdo cuando fue
la última noche que fuera bendecido
por la luz de su mirada;
regalándome al levantar los mares,
perlas de las ostras y versos coralinos.

Su rostro ha eclipsado con los días,
Y yo espero en este caudaloso risco
Que el reflejo que se me antoja de guadaña
Se pierda con el picar de las olas,
Antes que me venza este amargo frió
Sin saber si puedo tener sus noches por mañana.

Caminando por la playa
Golpeando piedras, ostras y esperanzas.
La tranquilidad que me arropa es desolada
y desconozco el rumbo de mi alma.
¿Será que he muerto y soy ánima que vaga,
Y por eso ya no me bendice su mirada?

2 comentarios:

El Peregrino del Tiempo dijo...

Estan muy hermosos, llenos de soledad,pero tambien salpicados de esperanzas, con una narrativa facil de digerir, que invita a la reflexion.
Ambos tiene un mismo hilo donde se busca ser reconocido por el otro, sentimiento basico del ser humano. De verdad te felicito, por esa transmision de sentimientos.
Tú Prof. Higinia

SoL LuNaR dijo...

luz....