hasta siempre radiante mariposa


Mientras nace otra oruga tu crisálida se ha hecho frágil e inútil,
para aguantar la humilde belleza e innegable fortaleza que sembraste
en el árbol del que hoy somos semillas y del que te desprendes sin abandonar.
Ha sido necesaria la dolorosa e inevitable metamorfosis
para verte por fin descansar serena y apacible en los brazos de quienes amaste
antes de iniciar tu vuelo eterno a un campo de orquídeas y primaveras.

Que la brisa del Carmen guíen tu ascensión en paz
Y que el polen que hoy dejaste no se lo lleven las abejas.

Adiós a tu crisálida frágil y hasta siempre radiante mariposa.

4 comentarios:

U.E.N.B. "Ana Maria Campos" dijo...

Esta bellisimo y me reconforta al ver otra cara de la partida de los seres que amamos. Gracias

El Navegante dijo...

Solamente un fiel y sutil observador de las cosas bellas de la vida, podrías haber escrito estos hermosos versos.
Exquisito relato.
Un fuerte abrazo mi antiguo Amigo, mientras procuro lentamente llevar de vuelta mi nave hacia alta mar.

Viviana! dijo...

Que hermosas manera de expresar lo que sentimos, es la cuarta vez que lo leo y mis làgrimas brotan de emociòn! Cuan dulces son tus palabras que me llenan de nostalgia!

Guerrera Espectral dijo...

Divino cono siempre!!! Besos